style2
(+598) 2915 3838
Rincón 518, Montevideo

Guía laboral

Guía del Inversor / Uruguay XXI


Guía laboral

Los recursos humanos en Uruguay son altamente competitivos gracias a la conjunción de varios factores, entre los que se destacan la alta calidad de la formación básica, técnica y universitaria, la flexibilidad y facilidad de los trabajadores uruguayos de adaptarse a nuevos procesos de producción o tecnologías. La disponibilidad de fuerza de trabajo calificada no constituye una restricción para nuevos proyectos de inversión. Asimismo, en caso de ser necesario, pueden emplearse trabajadores extranjeros en todas las actividades desarrolladas en territorio nacional, con unas pocas excepciones donde existen ciertas limitaciones.


Talento en Uruguay

Están presentes en el país importantes empresas de recursos humanos que pueden ayudarle a seleccionar las personas más apropiadas para su empresa. Asimismo, el Estado cuenta con programas que facilitan la capacitación y accesibilidad a la fuerza de trabajo para distintos sectores de actividad. Uruguay XXI forma parte de estas propuestas con sus programas Smart Talent y Finishing Schools.


Las relaciones laborales a nivel individual se encuentran reguladas por una detallada legislación que constituye uno de los pilares fundamentales sobre los que se asienta el Estado de Derecho en Uruguay.


En Uruguay el contrato de trabajo escrito no es obligatorio, si bien es una práctica que se ha extendido en los últimos años, pudiendo ser permanente o temporal. Existen diversos mecanismos de fijación de salarios: negociación individual con cada trabajador en su contrato de trabajo, negociación bipartita con la firma de convenios colectivos entre empresa y sindicatos o negociación tripartita en la que el gobierno participa junto a trabajadores y empleadores en la fijación de sueldos mínimos por categoría y reajustes semestrales a través de los Consejos de Salarios (órganos tripartitos integrados por delegados del Estado, de los trabajadores y de los empleadores).


Los derechos de los trabajadores incluyen, entre otros, limitaciones a la jornada de trabajo, licencias, salarios complementarios e indemnización por despido. Asimismo los trabajadores deben obligatoriamente estar afiliados al sistema de seguridad social y de salud, que cubre los riesgos de invalidez, vejez, retiro, enfermedad, accidentes de trabajo, maternidad, desempleo y muerte.