Sector Retail

Uruguay es el país con mayores ventas de Retail per cápita de América Latina, un mercado dinámico y con población urbana concentrada. Según el Global Retail Development Index, de la consultora AT Kearney (2015), Uruguay se posicionó como el segundo mejor destino para el sector Retail de los países en desarrollo, y primero de Latinoamérica[1].

La economía uruguaya ha mostrado un notable desempeño, creciendo quince años de forma ininterrumpida. Este crecimiento se ubicó sensiblemente por encima del promedio de la región, al alcanzar niveles de 4% promedio anual en la última década.

Este fuerte crecimiento de la economía y del poder adquisitivo de su población, aunado a la estabilidad política, económica y jurídica, ha posicionado a Uruguay como uno de los principales destinos dentro de la región para las empresas internacionales de retail más importantes.

Uruguay tiene niveles de facturación por metro cuadrado relativamente elevados en la comparación regional, lo que constituye un atractivo para las inversiones en el sector. Los consumidores uruguayos han mostrado un cambio cultural, adoptando nuevos estándares de vida, multiplicando la gama de bienes que consumen.

El consumo privado creció a una tasa promedio anual de 5% en la última década. La contracara de este aumento continuo en los ingresos de los hogares y en el consumo, ha sido un fuerte incremento de la actividad comercial y las ventas.

Empresarios locales destacan la adaptabilidad de la mano de obra uruguaya, que se incorpora a nuevos esquemas de trabajo en períodos muy reducidos de tiempo. De acuerdo con datos del Banco de Previsión Social (BPS), el sector Comercio[2] ocupa aproximadamente a  150.350 personas en Uruguay (Abril 2017), lo que representa cerca del 10% del total de empleados en el país.

En los últimos años se han instalado importantes marcas de vestimenta en Uruguay: Adidas, Forever 21, Under Armour, Jeep Footware, MAC, Clarks, Aldo, Sarkany, Sodimac, Lojas Renner, entre otras. Por su parte, la multinacional de moda sueca H&M se instalará en el mercado Uruguayo a mediados de 2018.

Inversión en el sector

Uruguay cuenta con un atractivo régimen promocional de inversiones, que otorga beneficios fiscales a las empresas que deciden invertir en el país. En este sentido, inversores del sector retail han utilizado frecuentemente esta normativa. De acuerdo con información de la Comisión de Aplicación de la Ley de Inversiones (COMAP) se promovieron más de 470 proyectos en el sector comercio, que totalizaron más de US$ 475 millones entre 2008 y el primer semestre de 2017[3].

 Turismo y comercio

El fuerte desarrollo que exhibió el turismo receptivo en Uruguay en los últimos años, ha tenido una repercusión importante sobre la actividad de los comercios. En 2016, el número de personas que visitaron Uruguay alcanzó un nuevo record histórico, al sumar 3,3 millones de turistas y crecer 12,3% respecto a 2015.

En 2016 el gasto total de los visitantes fue de US$ 1.824 millones y se espera que para el 2017 esta cifra supere los US$ 2.000 millones.

[1] En el ranking de 2016 países con excelentes condiciones para el negocio retail como Uruguay, Qatar y Mongolia no fueron incluidos ya que se agregó un nuevo filtro según tamaño de mercado.

[2] Se incluyen todos los grupos incluidos en la división 47 de la Clasificación CIIU Rev. 4.

[3] Se consideraron los proyectos promovidas por la COMAP del sector comercial y que además realizan ventas al por menor (división 47 de la Clasificación CIIU Rev. 4).

Descargar documento