Gracias al entorno favorable para la inversión y al buen desempeño macroeconómico de los últimos años, Uruguay se ha posicionado como un destino confiable y atractivo para los inversores extranjeros. Esto ha determinado que, en 2014, Uruguay alcanzara el segundo valor más alto de captación de inversión extranjera directa (IED) de la historia del país, por concepto de US$ 2.731 millones.

La seguridad jurídica, un sistema democrático consolidado, el crecimiento de la economía del país -que alcanzó una tasa promedio anual de 5.3% entre 2004 y 2014-, un régimen legal que promueve la inversión y la calificación como Grado Inversor ratificada por las principales calificadoras crediticias (Moody´s y Standard & Poor´s), son algunas de  las razones que posicionan a nuestro país como un destino estratégico para invertir.

Estos factores determinaron que, entre 2005 y 2014, la economía uruguaya se consolide como una fuerte receptora de IED. En promedio, durante ese periodo, ingresaron al país más de US$ 2.000 millones al año. La cifra es muy superior al promedio histórico de US$ 103 millones alcanzada entre 1970 y 2004.

En la última década, la captación de IED alcanzó niveles récord y el país se ubica hoy entre los principales receptores de flujos de IED[1] en relación con su PIB (5.6%) de América del Sur. A su vez, Uruguay presenta uno de los más altos ratios de la región cuando se considera el stock de IED[2] en relación al PIB. En particular, en 2014, este totalizó US$ 22.000 millones, lo que equivale al 40% del PIB. Este resultado es superior al registrado por Argentina (18%), Brasil (34%), Colombia (35%) y Perú (38%).

Sectores

En 2013, la industria manufacturera fue el principal sector receptor de IED en el país. La segunda planta de celulosa -proyecto conjunto de la chilena Arauco y la sueco-finlandesa Stora Enso- constituye la mayor inversión en la historia del Uruguay por un monto estimado de US$ 2.100 millones, parte del cual se computa en 2013. La construcción fue el segundo sector que captó más inversión extranjera y el comercio y servicios ocupa el tercer puesto con el 10% del total.

Orígenes de la inversión extranjera

Argentina sigue siendo el principal origen de la IED recibida, si bien los flujos provenientes de este país se redujeron más de 30% respecto a 2012. También Brasil y Chile son fuentes relevantes de la IED uruguaya. Las inversiones del país norteño siempre han sido importantes para Uruguay y en 2013 crecieron fuertemente: más de 40% respecto a 2012.

Desde Europa se destacan Finlandia y Suecia, debido a las plantas de celulosa, así como Francia y España, que, históricamente, han sido importantes inversores en el mercado uruguayo. Estados Unidos, que también es una fuente de IED tradicionalmente relevante, se destaca con un 4% del total de los flujos recibidos.

Es fundamental destacar que el 60% de la renta percibida por las empresas extranjeras permaneció en el país en forma de utilidades reinvertidas, aún cuando no están obligadas a retener utilidades, lo que es prueba de las excelentes oportunidades y gran entorno de negocios que ofrece nuestro país. De hecho, casi el 30% del flujo total de IED provino de esta fuente, US$ 722 millones.

Uruguay XXI un aliado para el inversor extranjero

Uruguay XXI, como instituto responsable de la promoción de inversiones y exportaciones de Uruguay, trabaja posicionando a nuestro país como destino estratégico para inversiones productivas. Para ello asiste a ferias, foros y eventos internacionales, facilitando la participación y acompañando a empresarios uruguayos,  para promover más y mejores oportunidades de inversión de nuestro país. A la vez, asesora a empresarios extranjeros que están interesados en invertir en Uruguay, así como a aquellos que hace tiempo operan en nuestro país.

En 2014, el Departamento de Promoción de Inversiones atendió cerca de 500 consultas de inversores extranjeros. Este número superó en un 40% el registro alcanzado en 2013. Además de facilitar su visita a nuestro país, Uruguay XXI organiza agendas con actores estratégicos, tanto privados como públicos y prepara información de inteligencia comercial a medida con datos macroeconómicos del país, mercado de trabajo, impuestos, aspectos legales, programas de incentivo a las inversiones, localización,  costos de instalación, entre otros.

Desde su página web el instituto ofrece además herramientas para detectar oportunidades de inversión así como información macro y sectorial del Uruguay. Los empresarios pueden encontrar online la aplicación llamada “Guía para el Inversor” con toda la información relevante sobre nuestro país y sus regímenes de promoción de inversiones, así como una calculadora virtual que permite estimar los costos de instalación de una empresa en nuestro país, entre otras herramientas.

Consultas de inversiones en junio

La mayoría de las consultas de inversión recibidas por Uruguay XXI durante en junio provinieron de Estados Unidos, que representó el 35% del total. Le siguió Brasil, con el 27% , y Argentina con el 17%.

Por continente, la mayoría de las consultas provinieron de  América Latina y el Caribe (58%), seguido por América del Norte, con el 34%. Europa se ubicó en último lugar con el 8%.

El sector servicios volvió a liderar, con el 42% de las consultas del mes, seguido por el industrial (38%) y el sector energía (12%). Por último, el sector de construcción e infraestructura representó el 4% de las consultas recibidas. El 4% restante correspondió a otros sectores.

[1] Los flujos (o entradas) de IED remiten a la cantidad de dólares que ingresan por concepto de inversión directa al país en un periodo determinado (por lo general un año).

[2] El stock de IED remite al valor de los activos (de inversión directa) que tienen los extranjeros en la economía uruguaya en un momento determinado (por lo general al 31 de diciembre de cada año).

 

Ver informe completo