CONVENIOS DE SEGURIDAD SOCIAL

Fecha de publicación: 12/02/2019

Ventajas de hacer negocios en Uruguay

Hoy día Uruguay tiene en el entorno de 25 convenios vigentes en materia de seguridad social. Algunos son bastante antiguos, datan de la década del 80 (como el convenio con Italia y Portugal), mientras que otros son más recientes como es el caso de Alemania, Francia, Luxemburgo, Perú, Suiza y Estados Unidos. Es importante destacar que estos convenios son distintos a los aplicables en materia de impuesto a la renta.

Si bien cada convenio tiene sus particularidades, en general la mayoría de ellos prevén dos beneficios sumamente importantes para los trabajadores: el traslado temporario y la totalización de períodos de trabajo. En este artículo comentaremos en qué consiste cada uno de estos beneficios, pero debe tenerse presente que de necesitar aplicar un convenio, se deben verificar las previsiones específicas contenidas en el texto legal que lo ratifica.

Traslado temporario de trabajadores

La regla general en materia de seguridad social es que los trabajadores deben realizar aportes en el país en el cual desarrollan la actividad (principio de territorialidad). La excepción a esta regla la constituyen los referidos convenios y, en particular, la cláusula de traslado temporario, o también conocida como certificado de cobertura.

Cuando un trabajador de un Estado es trasladado en forma temporal a otro Estado, y existe convenio entre ambos Estados, el trabajador seguirá sujeto a la seguridad social de su país de origen y no deberá realizar aportes en el país de destino (ni personales ni patronales).

Ahora bien, ¿qué se entiende por traslado temporal? Cada convenio define este período de tiempo, pero generalmente se trata de 1 año (como el caso del Mercosur) o de 2 años (como España), y se prevé que pueda ser prorrogado por un período similar. En particular, el convenio de Estados Unidos define la temporalidad como 5 años, lo cual es muy superior a lo establecido en el resto de los convenios, y no prevé posibilidad de prórroga.

¿Es necesario realizar algún trámite previo al traslado del trabajador? Sí, y debe ser iniciado con la suficiente anticipación para asegurarse que el traslado temporario queda aprobado previo a comenzar el trabajo en el país de destino. El trámite se realiza en el país de origen del trabajador, ante la Autoridad de Seguridad Social competente.

Una vez aprobado, se emite un “certificado de cobertura” por el período aplicable. Es desde ese momento que el trabajador puede ingresar en la nómina de la empresa destino sin realizar aportes.

¿Se puede solicitar el traslado temporario de cualquier trabajador? Dependerá de las disposiciones del convenio. A modo de ejemplo, el convenio del Mercosur prevé que sólo pueda solicitarse para mano de obra calificada (trabajadores que desempeñen tareas profesionales, de investigación, científicas, técnicas o de dirección, o actividades similares), mientras que el reciente convenio con EEUU no presenta limitaciones en este sentido.

Totalización de períodos de trabajo

De no utilizarse la modalidad de traslado temporario, o bien porque el traslado es superior al período establecido en el convenio o porque no se efectuó la solicitud de traslado temporario, el trabajador deberá realizar aportes en el país de destino y lo hará atendiendo a la legislación de ese Estado.

Para estos casos, los convenios establecen otro beneficio: se pueden acumular los años trabajados en países con convenio a efectos de acceder a los beneficios sociales que correspondan en función de la legislación aplicable en cada país (prestaciones por vejez, edad avanzada, invalidez o muerte).

En Uruguay, para cumplir causal jubilatoria se exige un mínimo de 30 años de trabajo y 60 años de edad. A modo de ejemplo, si una persona aportó 25 años en Uruguay, pero también ha trabajado 5 años en Argentina (aportando en dicho país), podrá solicitar la totalización y así llegará a los 30 años de trabajo requeridos en Uruguay. También podrá aplicar este beneficio en Argentina, y solicitar que se le reconozcan ahí los 25 años trabajados en Uruguay. Esta totalización es sólo a efectos de acceder al derecho correspondiente, en otras palabras, para verificar si se cumple la causal jubilatoria. Luego cada país calculará la jubilación de acuerdo a su normativa interna y pagará la prorrata que le corresponda en función a los años aportados en el país (en el ejemplo, 5/6 Uruguay y 1/6 Argentina). Si no existiera un convenio entre los dos países involucrados, los años de trabajo no se podrían acumular y habría que estar a las previsiones existentes en la legislación de cada país para poder acceder a una jubilación cuando no se cumplieron los años mínimos de trabajo (en Uruguay, jubilación por edad avanzada).

A diferencia del traslado temporario, para este beneficio no se requiere un trámite previo, sino que el mismo se aplicará una vez que se desee acceder a los derechos correspondientes en los Estados parte (por ejemplo, al momento de jubilarse).

Consideraciones finales

A la hora de trasladar un trabajador al exterior, o de recibir en la nómina local a un trabajador extranjero, los convenios de seguridad social son una excelente herramienta a utilizar. Como se ha explicado en este artículo, la aplicación de un convenio trae tanto beneficios para la empresa como para el trabajador, o bien por la solicitud de un certificado de traslado temporario (no realizando aportes en el país de destino), o bien por poder acumularse los años de trabajo en ambos países.

Uruguay ofrece una gama importante de convenios vigentes, siendo muy sencilla su instrumentación práctica. Este hecho, junto a otros tantos beneficios locales, vuelve a Uruguay un destino con importantes atractivos para desarrollar negocios.

Cecilia Valverde

Gerente | Tax en Deloitte S.C.

cvalverde@deloitte.com

www.deloitte.com/uy

  • compartir