Entrevista a Roberto Villamil

Entrevista a Roberto Villamil

“Uruguay es un destino pequeño que quiere posicionarse como centro de inversiones en el área”: Roberto Villamil, Director Ejecutivo de Uruguay XX

Uruguay estuvo presente en la Primera feria de servicios de China CIFTIS, organizado por el Ministerio de Comercio y la Municipalidad de Beijing. El 31 de mayo se realizó el día de Uruguay. Además de una presentación global del país, se dio pie a encuentros bilaterales entre el empresariado uruguayo del área de servicios y empresas chinas interesadas en establecer relaciones con el país suramericano. China Files habló con Roberto Villamil, Director Ejecutivo de Uruguay XXI, la agencia de promoción de exportación y de inversión de Uruguay sobre su estrategia comercial y de inversión frente a China.

 ¿Cuál es la estrategia comercial de Uruguay frente a China? I

China se esta transformando en un líder en el desarrollo de negocios en la industria de servicios. Una de las principales fuentes de crecimiento de Uruguay ha sido precisamente el sector de servicios y es esencial en nuestra economía. El 67% de los uruguayos trabajan en este sector, y tiene cada vez un mayor crecimiento y demanda.

En logística, somos un país que ofrece opciones insuperables a nivel de Suramérica. Tenemos un puerto libre con alto nivel de desarrollo, más de la mitad de la carga que pasa por el puerto es mercadería que viene desde el resto del mundo y en Montevideo se distribuye en la región, o a la inversa, de Montevideo para el mundo.

Los países que están tratando de entrar a las economías latinoamericanas tienen en Uruguay un centro de inversión ideal, por su localización estratégica en la región mas próspera de América del sur y por la eficiencia y experiencia de las empresas uruguayas. Somos el centro logístico ideal para las empresas chinas que quieren dar este primer paso.

Hoy en día el país ofrece oportunidades de inversión en infraestructura. La economía uruguaya está creciendo a un ritmo sostenido y nos obliga a mejorar nuestra infraestructura. Necesitamos concretar inversiones importantes en el sistema ferroviario, en infraestructura de carácter social y de vivienda, y el desarrollo de un puerto de aguas profundas para incrementar la capacidad de carga y de transito de mercadería. Creemos que China con su experiencia y la cantidad de empresas que tienen para trabajar en estas áreas puede ser un muy buen socio para nosotros.

¿Por qué una empresa que quiere entrar de lleno a Brasil o Argentina va a preferir establecerse en Uruguay, que es un mercado comparativamente pequeño?

Una vez que las empresas inician su proceso de expansión lo continúan. Así como le venden a Brasil, luego van a querer venderle a México y eso implica un proceso de expansión estratégico.

En Uruguay tenemos una seguridad jurídica que garantiza que leyes, contratos, el derecho de propiedad se protejan. Y esto es importante para un extranjero que va a invertir su capital en un país extraño. Uruguay es un país muy seguro desde un punto de vista ciudadana y desde un punto de vista económico. Nuestra economía es estable, bien administrada y con buenos números a nivel internacional. Es un país abierto, con un buen índice de democracia y un elemento esencial para el inversor: tenemos los niveles de corrupción mas bajos en América Latina. Estas características nos posicionan a la cabeza de la región.

Pero entonces, ¿ustedes buscan posicionar la posibilidad de realizar joint ventures e inversiones conjuntas donde empresas chinas se alíen con empresas uruguayas?

Sí. Hay ciertas áreas de actividades en las cuales eso es importante. En la industria agroalimentaria existe un potencial enorme. Uruguay es un país productor y exportador de alimentos, de los cuales China es un gran demandante.

También hay oportunidades en el área de servicios, especialmente en temas de logística, prestación de servicios offshoring, y por supuesto en desarrollo de la información tanto en telecomunicaciones como en software.

Uruguay también necesita inversiones en infraestructura, particularmente en el desarrollo de puertos profundos, sistemas ferroviarios, carreteras e infraestructura social.

En su presentación se hizo gran énfasis en la exoneración de impuestos que recibe el capital extranjero. Es una estrategia ambiciosa y amplia. ¿Cómo compensan esta renuncia fiscal?

Todos los países tienen regímenes de inversión y captación de inversiones que suelen ser bastante generosos con el inversor. Uruguay es un destino pequeño que quiere posicionarse como centro de inversiones en el área.

La inversión extranjera directa genera más dinamismo, normalmente está orientada hacia la exportación, genera un empleo más remunerado y trae al país tecnología y modelos de gestión nuevos. La renuncia fiscal que hace el gobierno al otorgar estos beneficios que ofrece – no solamente a empresas extranjeras, sino también a empresas uruguayas- se compensa con la tasa de crecimiento de la economía y la cantidad de empleo que se genera.

Por ejemplo, una industria vinculada a la madera en Uruguay, no solo genera empleo en esa industria, sino que genera más dinamismo a nivel del mercado local, contrata mas empresas uruguayas para que les hagan el transporte, limpieza, para que les reparen las máquinas o le diseñen una nueva planta. Cada empresa que se instala genera un gran movimiento que de otra manera no tendríamos. Es una apuesta que hace el país de renunciar a la recaudación de algunos tributos pero que a largo plazo, el balance siempre es positivo.

¿Cómo ha sido recibida esta propuesta por las empresas chinas?

En Uruguay ya hay una cuantas empresas chinas como Chery, Lifan, entre otras, que están concretando inversiones importantes y están satisfechos con Uruguay. Se sienten cómodos, son bien tratados, el gobierno les da importancia y fácil acceso a las autoridades del gobierno y forman parte de las organizaciones empresariales uruguayas.

¿Cuáles son las dificultades que más han encontrado en el momento de negociar con empresas chinas?

Yo diría que las dificultades son mutuas y propias de la idiosincrasia de dos sociedades que son totalmente diferentes. Tenemos modos de negocios muy diferentes. Cuando un uruguayo se sienta a hacer negocios es muy directo. El chino le gusta andar por las ramas como decimos nosotros. Pero igual son gente muy amable y muy dispuesta a concretar negocios.

¿Cómo ve de acá a 5 años la relación y la estrategia aplicada a China?

Para nosotros, China es fundamental porque su participación en el comercio exterior va a seguir aumentando y va a seguir siendo una gran fuente de inversión extranjera directa. Nosotros vamos a seguir insistiendo y participando en eventos con estas características. China va a seguir con la necesidad de invertir afuera en áreas claves como el procesamiento de alimentos, entre otras, y Uruguay ofrece condiciones adecuadas para esto.

Y para lograr esto, ¿qué necesitan del empresariado uruguayo?

Que se sigan animando y nos sigan apoyando. Que continúen tomando conciencia de la importancia que tiene este país para el futuro del desarrollo económico mundial y que entiendan que es fundamental venir a China. Pero eso sí, antes hay que prepararse muy bien.

 __________________________________

Entrevista de  Natalia Tobón Tobón publicada en el Portal China Files
Foto: Cortesía de la Embajada de Uruguay