La internacionalización: una necesidad para la empresa

1 Comentario

Cuando escuchamos hablar de términos como internacionalización, mercados exteriores o exportación, una gran parte del público, algunos de ellos exitosos empresarios PYME, tiene la idea de que son temas reservados para las grandes empresas, para las grandes corporaciones multinacionales. Este pensamiento está basado en la percepción de que esos temas son muy complejos y que requieren de una gran especialización, y por lo tanto, están fuera del alcance de los limitados recursos, tanto económicos como humanos de una PYME.

Si bien el comercio internacional esta típicamente asociado a las grandes corporaciones cuyos productos pueden ser comprados en todo el mundo, las PYMES participan del comercio internacional de diferentes maneras: forman parte de la cadena de valor de las grandes empresas exportadoras locales, proveen servicios de soporte en las operaciones internacionales, y, por último, han mostrado una extraordinaria predisposición exportadora.

Es indudablemente cierto que los recursos de los que dispone una PYME son limitados, tanto económicos como humanos o de tiempo de dedicación. Sin embargo, las PYMEs han mostrado una enorme capacidad de adaptación a la tendencia globalizadora en los mercados, incorporando la actividad internacional a su quehacer diario, en demasiadas ocasiones como consecuencia de un cambio importante en sus mercados locales tradicionales que les ha obligado a buscar la supervivencia fuera de las fronteras y que ha supuesto la desaparición de muchas.

Las posibilidades de éxito son mucho mayores cuando la internacionalización es fruto de un proceso de reflexión y planificación estratégica cuidadosamente aterrizada en un plan operativo ajustado, ejecutado y monitoreado, y esto no es patrimonio exclusivo de las grandes corporaciones sino algo alcanzable y realizable por la mayoría de las PYMEs.

Obviamente, la salida a nuevos mercados es una alternativa válida desde un punto de vista objetivo, genérico y/o teórico. Pero para llevar a cabo dicha estrategia debemos hacernos varias preguntas preliminares:

• ¿estamos preparados?
• ¿somos competitivos?
• ¿tenemos una estrategia bien definida de desarrollo internacional?

La internacionalización de las empresas no es un capricho ni un proyecto puntual: es una necesidad derivada de una estrategia genérica de crecimiento y rentabilidad. Ésta viene obligada por la globalización de la oferta de bienes y servicios, incrementada por las cada vez más importantes nuevas tecnologías, y supone un hito empresarial que refuerza el papel emprendedor de los socios constituyentes de cada organización.

Son indudables los beneficios que, desde la óptica macro y microeconómica, aporta la internacionalización: hace a las empresas más resistentes a los ciclos económicos y menos vulnerables a la crisis, les permite acceder a mercados más amplios; mejoran su eficiencia de costes, diversifican sus riesgos comerciales y obtienen mayores y mejores resultados.

En definitiva, las empresas crecen y con ellas, la economía nacional. Por ello, la salida al exterior, la participación en otros mercados, ha pasado de ser una opción a ser un requisito de supervivencia y una alternativa ante las cíclicas crisis económicas, tanto para las grandes empresas como para muchas PYMEs.

Teresa Vigón Arvizu
Directora General de la Sociedad de Promoción Exterior del Principado de Asturias (Asturex)

Para ver la capacitación completa de Teresa Vigón en Uruguay, hacer click aquí.

También podrás descargar en el siguiente link el cuestionario del potencial exportador.

  • Oscar Javier Hernandez

    Responder

    Buenos dias, somos una pequeña empresa que nos dedicamos a la confeccion de muebles de estilo, y talla en madera . Estuvimos leyendo la pagina y Nos gustaria conectarnos con uds primero para conocer un poco mas , y luego para un ver si podemos crecer en el mercado local e internacional. Agradecemos vuestra gentileza y esperamos que nos llamen para conversar .
    Muchas gracias . Saludos Javier Hernandez .
    Taller El Quebracho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *