Trámites y gravámenes

Información sobre los trámites y condiciones a cumplir para exportar desde Uruguay.

A diferencia de otros países que requieren permisos especiales, en Uruguay no existen requisitos para poder llevar a cabo una exportación. El trámite consta de los siguientes pasos:

1. El exportador -quien debe tener una empresa registrada e inscripta ante la Dirección General Impositiva (DGI), el Banco de Previsión Social (BPS) y el Banco de Seguros del Estado (BSE)- y el comprador establecen las bases del negocio: cantidad, precio, calidad, forma de pago, canales de transporte de la mercadería.

2. Se solicita los servicios de un Despachante de Aduana, remitiéndole la factura pro-forma o factura comercial definitiva y la lista de empaque (si existiera).

3. El Despachante de Aduana completa en su soporte informático el Documento Único Aduanero (DUA), enviando la información al Centro de Cómputos de la Dirección Nacional de Aduanas (DNA).

4. La DNA efectúa la validación el DUA, y envía un mensaje de numeración al Despachante de Aduana, conteniendo el número asignado al DUA y fecha de registro.

5. Una vez que la mercadería se encuentra a disposición de la Aduana en el punto de salida, se procede a la impresión del DUA. La documentación de la exportación es ensobrada conjuntamente con una declaración jurada -firmada por el despachante y por el exportador-, así como con la factura comercial o pro-forma, copia del conocimiento de embarque, y toda aquella documentación requerida de acuerdo al producto que se trate (por ejemplo Certificados Fito-sanitarios, INAC, DINARA, etc); tramitándose la exportación en dicha Aduana.

6. El sistema informático de la DNA designa el canal de verificación de la operación, a solicitud informática del Despachante de Aduanas, el cual puede ser aleatoriamente: rojo, naranja o verde.

Rojo: verificación de mercadería y de documentos.

Naranja: verificación de documentos.

Verde: no hay verificación.

7. Se pesa el camión con la mercadería y se procede al embarque de la misma (marítimo o aéreo) o se realiza el cruce de frontera (terrestre). Si se utiliza para la salida de la mercadería un puerto administrado por la Administración Nacional de Puertos (ANP) , se deberá abonar previo al embarque, los proventos correspondientes.

8. Una vez embarcada la mercadería, el Despachante de Aduana liquida la exportación con un mensaje de “cumplido” informático, en base a la información que le remitirá a la DNA en el tercer mensaje informático (último mensaje), con los datos definitivos del embarque (peso, cantidad, bultos, valor). Contra este mensaje se pagan los tributos de exportación ante el Banco República del Uruguay (BROU), que oficia solamente de agente recaudador.

9. Una vez pagados los tributos ante el Banco República y toda la documentación definitiva, la DNA cumplirá la exportación en su Sistema Informático Lucía (SIL), controlando la documentación contra el tercer mensaje enviado por el Despachante de Aduana.

10. Contra el cumplido de la DNA, se solicitarán los reintegros de exportación ante la DGI, los cuales entrarán en vigencia a partir del último día del duodécimo mes de embarque.

En Uruguay rige el principio básico de libertad de exportación, no existiendo gravámenes ni prohibiciones. La única excepción la constituye una detracción del 5% para cueros bovinos crudos, salados, pickelados y wet-blue de las posiciones arancelarias incluidas en las partidas 4101 y en las subpartidas 4104.11 y 4104.19.