EL AÑO 2012 CIERRA CON RESULTADOS POSITIVOS PARA URUGUAY

Fecha de publicación: 26/12/2012

Ec. Roberto VillamilUna vez más, al igual que en los últimos años, el 2012 nos dejará un nuevo record de exportaciones para el Uruguay. Con un aumento de un 10% aproximadamente, las ventas al exterior siguen siendo uno de los más importantes impulsores del crecimiento de nuestro Producto Bruto Interno.

No solamente crecerá el valor exportado, sino también la cantidad de mercados a los que hemos llegado y el número de empresas que han exportado.

Uruguay XXI ha apoyado en forma directa a casi 500 firmas uruguayas que participaron en eventos de promoción comercial, viajes de negocios, misiones de prospección de mercados, ferias internacionales, identificación de compradores o búsqueda de tecnología para procesos productivos.

Muchas han logrado posicionarse como empresas internacionales y no son pocas las que han concretado exportaciones, ya sea de bienes como de servicios. En promedio, considerando la inversión de Uruguay XXI más la que han realizado las empresas que se apoyaron en nosotros para salir al exterior, por cada dólar invertido se han generado más de ocho dólares en exportaciones producto de esas actividades.

Uno de nuestros desafíos para el 2013 es incorporar aún más empresas al proceso, especialmente a las pequeñas, a pesar que la mayoría no está en condiciones de convertirse en exportador por temas de escala, tecnología, conocimientos o tipo de producto o servicio que elabora. Pero trabajaremos para apoyar la formación de sus directivos y funcionarios en temas comerciales y, junto a otras organizaciones especializadas, ir incorporándolas a cadenas de valor que son exportadoras.

Otro de nuestros objetivos es aumentar el apoyo al sector de los servicios con orientación exportadora, en el marco de un Programa de Apoyo a los Servicios Globales. Aquellos considerados no tradicionales ya representan algo más del 7% de las exportaciones totales del país, cubriendo mercados a los que nunca antes se había llegado en forma sustantiva. El nivel técnico y profesional con que cuenta el país permite augurar un futuro con más crecimiento para esta industria, sin límites geográficos que condicionen su expansión comercial.

La inversión productiva también continuó aumentando este año, logrando niveles nunca antes vistos en el país. Es probable que terminemos el 2012 con montos de inversión que superen el 20% del PBI, dato que puede ser considerado histórico y una meta que el país se proponía desde hace muchos años.

Gran parte de ese crecimiento se debe a la inversión extranjera, pero también a los empresarios nacionales que han seguido confiando en las posibilidades de expandir sus negocios en el país y, desde Uruguay como puente, hacia la región y el mundo.

Afortunadamente nuestro trabajo como asesores de inversores extranjeros ha continuado creciendo. Más de 260 consultas de empresas extranjeras, con 150 visitas directas al Uruguay y una buena cantidad de proyectos que se concretaron nos dejan satisfechos, especialmente por los puestos de trabajo creados, la tecnología incorporada y por imagen de confianza en Uruguay que se transmite a nuestra sociedad y al mundo.

A pesar que ha transcurrido un año más, la economía europea y demás economías desarrolladas, especialmente Estados Unidos, siguen teniendo bajas perspectivas de crecimiento para el 2013, lo cual afecta directamente y condiciona el crecimiento esperado de la economía mundial. Igualmente, las economías emergentes tienen mejores perspectivas de crecimiento, se espera en el caso de Uruguay que lo haga por encima de los registros históricos y del promedio de América Latina.

Esas mismas condiciones que nos establecen limitantes para hacer mejores negocios en las economías más ricas, también nos producen más flujos de inversión que buscan rentas y oportunidades para hacer negocios en América Latina y en los países emergentes. Por ello se estima que la inversión extranjera directa seguirá aumentando, más si se considera la posibilidad de que se concreten algunos proyectos importantes en actividades industriales, de minería y de infraestructura pública.

Igualmente el 2013 será un año muy desafiante para los negocios internacionales. Al no haber un panorama claro sobre la reversión de la crisis en los países desarrollados en el corto plazo, resultará esencial seguir trabajando en la diversificación de mercados de destino de las exportaciones uruguayas.

Nuestro plan de trabajo del 2013 refleja esta visión, por lo cual estaremos presentes en mercados nuevos o que han sido poco aprovechados hasta ahora por nuestros exportadores de servicios y manufacturas no tradicionales. También seguiremos captando inversión extranjera con vocación exportadora, orientada a generar empleos de calidad y modificaciones en nuestra matriz de producción y comercio.

Los empresarios uruguayos tienen en Uruguay XXI un aliado y fuerte respaldo para sus emprendimientos. En el 2013 redoblaremos nuestro esfuerzo para seguir haciendo bien nuestro “negocio”: que le vaya bien al país y a sus empresas, para que a todos nos vaya mejor.

Les deseamos a todos un 2013 muy exitoso en lo empresarial, personal y familiar, lleno de sueños que se transformen en realidad.

 

Roberto Villamil

Director Ejecutivo

 

  • compartir