Música: encontrá el socio estratégico para exportar

Música de la Tierra es un proyecto cultural uruguayo que nació en 2011 bajo un formato de festival, pero que en una década de trayectoria se convirtió en una plataforma cultural de contenidos relacionados con el patrimonio cultural y artístico del país, el desarrollo sostenible, el consumo responsable y la conexión con la tierra.

Se plasma actualmente en festivales, ciclos de música, clínicas y talleres, mercados de productos artesanales y en un programa radial llamado “La Canoa”, que aborda y profundiza diariamente sobre temas de interés para el proyecto. Actualmente más de 35.000 espectadores al año consumen contenidos en esta plataforma a través de diferentes formatos.

En cada edición del Festival Música de la Tierra participan más de 200 emprendedores y cerca de 180 artistas, talleristas y expositores, que comparten información, charlas y construyen espacios de diálogo y aprendizaje.

Una década y la proyección fuera de fronteras

En pocos meses, Música de la Tierra cumple 10 años. En esta década el proyecto se ha convertido en una referencia de la agenda cultural de Montevideo y en un evento esperado en Uruguay y la región. De acuerdo con su propósito logró convocar anualmente a miles de niños y jóvenes que tomaron contacto con músicas, géneros, oficios y técnicas artesanales, no solo participando como espectadores sino como hacedores a través de la experimentación. 

Hoy se trata de un proyecto colaborativo, conformado por una gran red de emprendedores que trabajan en torno a la creación artística, la innovación y la sustentabilidad. También logró trascender fronteras, exportando su formato y realizando dos ediciones en la ciudad de Buenos Aires, convirtiéndose en un producto cultural uruguayo de exportación.

Este esfuerzo implicó la búsqueda de un socio estratégico que compartiera nuestra forma de trabajo y nuestros valores, entendiendo el espíritu del proyecto.

Realizamos una búsqueda exhaustiva con diferentes personas e informantes calificados como artistas y empresarios del sector y llegamos a tres o cuatro nombres que podían ser nuestra contraparte. Hoy sabemos que gracias a ese trabajo profundo elegimos a la persona correcta, no nos equivocamos.

En estos años hemos sido invitados a dar talleres, charlas y presentaciones en ciudades de Brasil, Colombia y Portugal y también en ciudades del interior del Uruguay.

Recientemente a través del programa Proexport+ de Uruguay XXI participamos en un mercado de música en Portugal que nos brindó la posibilidad de generar contactos y comenzar a explorar la posibilidad de concretar la exportación del proyecto a ese país en 2020. Fue una experiencia por demás estimulante y nutritiva que reafirmó en el equipo la convicción de que estamos trabajando en un proyecto con un propósito fuerte que resulta atractivo para otros mercados.

Actualmente estamos explorando el mercado de Portugal. Gracias a este esfuerzo hicimos un contacto con una institución que se dedica a difundir la cultura latinoamericana en Europa. Le presentamos el festival y quedaron interesados con la posibilidad de concretarlo el año próximo. Tuvimos la suerte de que una persona de nuestro equipo se haya instalado allí. Creemos que es fundamental tener una base en el mercado de destino. Alguien que conozca el proyecto desde adentro, que hable el idioma, tenga formación y herramientas para concretar las gestiones y hacerles el seguimiento. Así somos mucho más eficientes.  

Hoy, cada vez que concretamos o salimos con Música de la Tierra fuera de fronteras, tenemos la certeza de que se trata de un espejo conformado por una gran cantidad de colectivos que logra reflejar el mejor rostro del Uruguay. A través de la difusión de este tejido hacemos visible el talento de emprendedores y creadores que proponen miradas personales e innovadoras que dan nacimiento a propuestas culturales originales.

Más sobre Música de la Tierra

Quienes hacemos Música de la Tierra consideramos que no basta con declarar la relevancia o la preocupación por algunos temas, sino que resulta fundamental pensar y actuar en conjunto, tender puentes y generar redes, para lograr lecturas ricas, diversas y multidisciplinarias sobre asuntos de interés público que involucran el desarrollo, la calidad de vida y los derechos culturales ciudadanos.

Bajo el enunciado “la música nos une” el proyecto busca difundir la música popular de raíz folclórica de la región, a partir de la puesta en valor de géneros identitarios a través de la creación de artistas que toman su esencia, proponiendo nuevas lecturas en el presente que aseguran su continuidad en el tiempo. También se propone propiciar el acercamiento del público de la ciudad a expresiones artísticas que nacen y se inspiran en paisajes rurales, apostando a formar nuevos públicos, en particular entre los jóvenes. Se trata de revalorizar en las nuevas generaciones, géneros musicales que forman parte del patrimonio cultural inmaterial, incentivando la apropiación de expresiones enraizadas en la cultura musical de estos países. En este sentido, el proyecto genera instancias de aprendizaje a través de clínicas y talleres que reúne a artistas de trayectoria, estudiantes y jóvenes creadores que recién comienzan su camino artístico.

También durante los festivales se desarrollan charlas y talleres vinculados al paisaje que nos rodea y al cuidado medioambiental, dictados por expertos en diversas temáticas, con contenidos atractivos y útiles de aplicación práctica en la vida cotidiana.

Debido a su propósito, desde 2016 Música de la Tierra cuenta con el auspicio institucional de Unesco debido a su “alcance subregional y a su alineación con el Eje de acción del Programa de Cultura de la UNESCO: Apoyar y promover la diversidad de las expresiones culturales y la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial, a través de la promoción del patrimonio vivo y la creatividad”.

 

Moriana Peyrou
Co-creadora de Música de la Tierra
moriana@duo.com.uy
www.musicadelatierra.org

  • compartir