INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA CRECIÓ EN URUGUAY 43% EN 2020

Fecha de publicación: 06/07/2021

Se trata de la cifra más alta desde 2012. En tanto, en el mundo hubo un acentuado descenso.

De acuerdo con el informe anual de la Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y Desarrollo (UNCTAD), la inversión extranjera directa (IED) de 2020 creció en Uruguay 43%. Se trata de la cifra más alta desde 2012 y se da en un contexto de acentuado descenso en América Latina, que registró una baja de 45%, al igual que en el resto del mundo, donde la baja alcanzó el 35%.

El informe resaltó que el país tuvo en ese período los “niveles más bajos de infección por COVID-19 en la región” e invirtió US$ 625 millones a través del Fondo Coronavirus. Destacó además el “dinamismo de la industria tecnológica” y la implementación de “incrementos en varios beneficios fiscales otorgados a proyectos elegibles bajo el régimen de promoción de inversiones”, según recogió el Ministerio de Economía y Finanzas de Uruguay en su sitio web.

“Los flujos de IED se recuperaron rápidamente de la caída registrada en el primer trimestre del año a medida que aumentaron las nuevas inversiones de capital y se expandieron los préstamos entre empresas. De cara al futuro, la duplicación del número de proyectos totalmente nuevos en información y comunicación, alcanzando más del 37% de todos los proyectos anunciados, apunta a una industria próspera”, agregó la publicación.

En el mundo, los confinamientos a causa de la pandemia por COVID-19 fueron una de las causas de la ralentización de los proyectos de inversión, a la vez que las perspectivas de una recesión llevaron a las empresas multinacionales a reevaluar los nuevos proyectos. Como consecuencia de esto, los flujos de IED a nivel mundial “se desplomaron en 35% en 2020, a un billón de dólares desde 1,5 billones de dólares el año anterior”, según el informe de UNCTAD.

Además, el trabajo indica que “la caída estuvo fuertemente sesgada hacia las economías desarrolladas, donde la IED cayó 58%, en parte debido a la reestructuración empresarial y los flujos financieros intraempresariales”.

En la región, la inversión extranjera en América Latina cayó 45%, a US$ 88.000 millones en 2020, lo que significó el mayor desplome entre las regiones en desarrollo. En tanto que, si sólo se toma América del Sur, la IED se desplomó 54%, a US$ 52.000 millones.

Lee más sobre esta noticia en el Ministerio de Economía de Uruguay.

Palabras clave:

  • compartir