LAS SIETE RAZONES QUE HACEN DE URUGUAY EL MEJOR LUGAR PARA HACER NEGOCIOS

Fecha de publicación: 09/11/2018

Considerada la puerta de entrada a América Latina, este país de poco más de 3.4 millones de habitantes garantiza el acceso a un mercado ampliado de 400 millones de personas.

¿Conoce las siete razones por las que Uruguay es el mejor lugar para hacer negocios? Varias compañías internacionales eligen a Uruguay como hub regional para expandir sus operaciones. Pepsico, BASF, Trafigura, Sony, UPM, Roche, Danone, Renault, son sólo algunas de las compañías que han elegido desarrollar sus negocios, centralizar sus procesos productivos o instalar sus centros de distribución en el país.

Las razones son variadas, pero aquí destacamos cinco factores que resultan decisivos para las empresas a la hora de elegir este país como centro neurálgico de sus negocios en el continente.

Un país estable y predecible

Uruguay se posiciona como uno de los principales países en términos de confiabilidad en Latinoamérica. Ostenta desde hace años una fuerte estabilidad política y social, respaldada en una democracia consolidada y fuerte seguridad jurídica. Su estabilidad y predictibilidad hacen que este país sea el más seguro para invertir dentro de una región de alto atractivo económico.

Un gran clima de negocios

Su crecimiento económico sostenido durante los últimos 15 años le ha valido el grado inversor, de acuerdo a las principales calificadoras internacionales. Además, la economía del país ha crecido a una tasa promedio de 4.3%, el segundo promedio más alto en la región. En este contexto los inversores destacan la infraestructura de clase mundial y la excelente calidad de vida que el país ofrece para los ejecutivos y sus familias.

La puerta de entrada a América Latina

Uruguay es un hub regional con una ubicación estratégica para acceder al resto de la región. Entre sus acuerdos con el Mercado Común del Sur (Mercosur) y el tratado de libre comercio con México, Uruguay permite acceder a un mercado de más de 400 millones de personas, que acumula el 68% del PIB de Latinoamérica y representa un flujo de comercio exterior de casi el 74% del total de América Latina.

El país se posiciona como un sitio extremadamente estratégico para el desarrollo de actividades logísticas y comerciales, tanto por su ubicación geográfica y su ventajoso marco legal y tributario, como por el gran desarrollo de las operaciones de valor agregado logístico desde sus centros de distribución regional.

Beneficios fiscales e incentivos gubernamentales

Existe en el país una ley de promoción de inversiones que garantiza la igualdad de trato para inversores locales y extranjeros. Las personas y las corporaciones pueden instalar empresas sin tener que cumplir requisitos previos ni obtener permisos especiales del Estado. Tampoco exige tener una contraparte local.

En Uruguay no existe discriminación en el tratamiento al capital nacional y capital extranjero, y los incentivos a la promoción de la inversión están disponibles para ambos. Tampoco hay límites para la dotación de capital extranjero en las empresas.

Además, la Ley de Promoción de Inversiones de este país garantiza interesantes exoneraciones impositivas para quienes quieran instalar sus empresas allí.

Talentos altamente calificados

Los recursos humanos son altamente competitivos gracias a la combinación de factores como la alta educación básica - técnica y universitaria - y la flexibilidad de los trabajadores uruguayos para adaptarse a nuevos procesos o tecnologías.

Uruguay tiene la mayor tasa de alfabetización de América Latina, que alcanza al 98% de la población. La educación allí es pública y gratuita desde el jardín de infantes hasta la universidad.

Uruguay fue el primer país del mundo en proporcionar computadoras portátiles de forma gratuita a todos los estudiantes y maestros en escuelas públicas.

Un lugar para disfrutar

La capital del país, Montevideo, es la ciudad con mejor calidad de vida en América Latina de acuerdo el índice Mercer 2018. Pero lo  mismo ocurre en el resto del territorio uruguayo, un país que invita a vivir en paz, con sus amplios campos y playas que ofrecen paisajes naturales que conviven con modernas ciudades o con lugares históricos que conservan la estética y aires de la época colonial como Colonia del Sacramento, al oeste del país.

La calidad de vida de este país se potenció con su crecimiento económico que se tradujo en mayor crecimiento del PIB per cápita. En efecto, se trata de la economía con mayor producto bruto de Latinoamérica. Pero esto no es todo, además es el país más igualitario de esa región.

Una moderna infraestructura

Con el objetivo de impactar en su matriz social y económica y constituirse en un hub de negocios de primera clase, Uruguay consiguió notables avances tecnológicos. Destaca su amplia conectividad y la penetración de internet. El 90% de los hogares uruguayos acceden a fibra óptica que garantiza una velocidad de descarga veloz y el 100% de los centros educativos públicos tienen acceso a Internet.

El cable submarino de fibra óptica que conecta Uruguay con Brasil y Estados Unidos desde 2017, le abrió las puertas para ingresar al nuevo mundo y significa un avance en infraestructura para la soberanía y el conocimiento.

El país sudamericano es un indiscutido líder en comunicaciones y fue señalado en 2017 por la Unión Internacional de Telecomunicaciones como la nación más avanzada en TICs de la región. No es casualidad pues, que un país con poco más de 3.4 millones de personas, cuente con una comunidad de nada menos que 600 compañías del sector TICs.

Entre algunas distinciones sobresalen la instalación de fibra óptica en hogares y la construcción de un moderno Data Center Internacional con 40.000 servidores recientemente premiado (2016) como el más sobresaliente de América Latina.

Estas importantes apuestas encarnan un superlativo aumento en la velocidad de tráfico de datos y brindan a las empresas la posibilidad de instalarse y desarrollar negocios de comunicación de primer nivel. En este sentido, el país es número uno en la región en e-servicios y es ideal para la instalación de centros de servicios compartidos. Nada menos que 400 empresas eligen este destino –que además cuenta con zonas francas y regímenes promocionales jugosos- para desarrollarse desde Uruguay hacia la región.

Además, desde 2018 Uruguay forma parte del D7, el grupo de Estados más avanzados del mundo en desarrollo y gobierno digital -junto con Canadá, Corea del Sur, Estonia, Israel, Nueva Zelanda y Reino Unido-, y que tiene por objeto impulsar la conectividad, la ciudadanía digital, la programación desde la infancia, el gobierno abierto, los estándares y códigos abiertos y el gobierno centrado en las personas.

Descargue aquí de forma gratuita la Guía del Inversor del Uruguay y conozca la plataforma Invest in Uruguay aquí

¿Quiere saber más sobre Invertir en Uruguay?

Palabras clave:

  • compartir