GOBIERNO URUGUAYO LLAMA A EMPRESAS PARA LA PRODUCCIÓN Y DISTRIBUCIÓN DE CANNABIS

Fecha de publicación: 12/02/2019

Uruguay, a la vanguardia en la regulación del cultivo, marca tendencia apoyado en sus ventajas competitivas.

En 2013 Uruguay aprobó una ley para la producción y elaboración de productos de cannabis que marcó tendencia en el mundo, convirtiéndolo en el primer país en regularizar el cultivo y contar con un marco legal para la producción tanto medicinal como industrial. Se trata de una importante ventaja que se suma a otras como ya tener implementados sistemas de trazabilidad.

En el marco de la ley 19.172, que pone en manos del Estado uruguayo la regulación de la producción y distribución, y que posiciona al país en una situación privilegiada como oferente en un mercado con potencial promisorio,  el gobierno uruguayo anunció un nuevo llamado a empresas para la producción y distribución de cannabis psicoactivo no medicinal, que abrió el lunes 11 de febrero y sobre el que se puede conocer más en www.ircca.gub.uy/llamado-a-nuevas-empresas/.

Las nuevas empresas se sumarán a las dos que en la actualidad producen cannabis con fines recreativos. Deberán producir 2.000 kilogramos de cannabis por año en terrenos de tres hectáreas que le serán suministrados por el Estado y que contarán además con seguridad perimetral otorgada por las autoridades.

Uruguay a la vanguardia en el sector

Entre otras ventajas competitivas estructurales para el desarrollo del sector de cannabis destacan las dimensiones del país y la facilidad para controlar la cadena productiva de esta actividad en el territorio. Hasta la actualidad se autorizó a 11 empresas la explotación del cáñamo para uso industrial y hay 10 proyectos en evaluación. Además, existen dos licencias para industrialización de yerba, cremas y aceites, otras dos para uso medicinal psicoactivo y seis para proyectos de investigación científica.

El uso recreativo o psicoactivo y el medicinal son solo dos posibilidades de del abanico que ofrece el cultivo industrial. También puede considerarse la producción de granos para la alimentación y elaboración de aceites, o para multiplicación de semilla, proyectos vinculados a la elaboración de textiles, papel, bioplásticos y materiales para la construcción.

Las condiciones agronómicas favorables de Uruguay, junto a su transparencia, confiabilidad, seguridad jurídica y estabilidad política, económica y social, hacen que el país sea el más seguro para invertir dentro de una región de alto atractivo económico, especialmente en este sector de actividad.

Uruguay tiene grado inversor avalado por las principales calificadoras internacionales y una economía que ha crecido de forma sostenida durante los últimos 15 años a una tasa promedio de 4.3%, siendo éste el segundo promedio más alto en la región. En este contexto los inversores destacan la infraestructura de clase mundial y la excelente calidad de vida que el país ofrece para los ejecutivos y sus familias.

Palabras clave:

  • Oportunidades de inversión
  • Guía del Inversor
  • Grado inversor
  • cannabis
  • compartir