URUGUAY ENCABEZA LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA EN AMÉRICA

Fecha de publicación: 05/06/2020

El país es líder en energías renovables de acuerdo al índice del Foro Económico Mundial.

Uruguay fue reconocido por su exitosa apuesta a las energías renovables en el Índice de Transición Energética 2020, elaborado por el Foro Económico Mundial, donde ocupa la primera posición en el continente americano y la número 11 a nivel global. Gracias a un exitoso modelo de colaboración público-privada, el país ha logrado transformar completamente su matriz energética y hoy produce el 98% de su electricidad a partir de fuentes renovables. Su ubicación privilegiada, que le otorga excelentes condiciones naturales para la producción de energías limpias, y un marco normativo moderno y efectivo, hacen de Uruguay un destino excepcional para invertir en un sector que ofrece atractivas oportunidades de desarrollo.

En su índice anual, que puntúa a los países de acuerdo a su sistema de energía y su preparación para un futuro energético “seguro, sostenible, asequible y confiable”, el Foro Económico Mundial distinguió a Uruguay como la nación americana más avanzada en la materia. El país destaca como la primera nación no europea en la lista, en un índice que pondera más de 40 indicadores y ordena a los estados con un puntaje de entre 0% y 100%. Uruguay obtiene una puntuación general de 67%, con un desempeño de su sistema energético evaluado en 75% (solo por debajo de Suecia y Noruega) y una preparación para la transición energética evaluada en 59%.

El reporte de la organización señala que una “efectiva transición energética es oportuna, inclusiva, sustentable, asequible y segura. Provee soluciones a desafíos globales vinculados a la energía, a la vez que crea valor para empresas y la sociedad en su conjunto”. Asimismo, la publicación destaca cuán determinantes son “el compromiso político, el clima de inversión y de acceso al capital”, y aspectos como “el desarrollo y la adopción de nuevas tecnologías”, entre otras variables.

En ese sentido, cabe destacar el sostenido esfuerzo realizado por Uruguay para transformar su matriz energética, que lo llevó a invertir más de USD 7.800 millones en infraestructura energética entre 2010 y 2016. Este volumen de inversión resulta muy relevante si se compara al país con otras naciones. Sobre esto, cabe destacar que Uruguay fue reconocido en 2018 como una de las naciones líderes en la producción de energía eólica y solar por REN21, respaldada por la ONU para promover la energía renovable en todo el mundo. Además la Agencia Internacional de las Energías Renovables (IRENA), en una publicación reciente (Innovation Landscape for a renewable-powered future, junio 2019), cita la experiencia uruguaya como uno de los ejemplos manejo exitoso de sistemas eléctricos con alta participación de renovables.

En miras de su compromiso con el cuidado del medio ambiente y la producción sostenible, Uruguay desarrolló un modelo de inversión público-privado para impulsar el sector, que ha sido sumamente exitoso y hoy es replicado en diversos países. La empresa público estatal de energía UTE ha desarrollado diversos proyectos bajo distintas modalidades de asociación con inversores privados. Son múltiples las modalidades de inversión y financiamiento: emprendimientos y financiación pública, licitaciones tradicionales, contratos de leasing, proyectos financiados por organismos multilaterales, emprendimientos binacionales y emprendimientos públicos con financiamiento del mercado de capitales y fondos de pensión.

Además de importantes exoneraciones tributarias para las empresas que invierten en energías renovables, Uruguay ofrece un completo marco jurídico que garantiza reglas de juego claras y las más amplias garantías, además de un clima de negocios favorable con gran estabilidad social.

El país disfruta de una privilegiada ubicación geográfica, que le otorga condiciones naturales beneficiosas para la generación de energía solar, eólica e hidráulica. Gracias a su fuerte apuesta a las energías renovables, Uruguay disfruta hoy de los beneficios de este desarrollo, que le ha permitido minimizar los costos de abastecimiento. El amplio reconocimiento internacional de su política energética y la sólida confianza de inversores nacionales y extranjeros, hacen del país un destino único para invertir en un sector de gran futuro, que permite renovar las esperanzas en un mañana más limpio y sostenible.

Para ver el reporte completo del Foro Económico Mundial, diríjase aquí.

Palabras clave:

  • compartir